¿Qué son las Tarjetas de Crédito Revolving?

Las revolving son un tipo de tarjetas de crédito que “facilitan” la posibilidad de aplazar el pago del importe del que cada usuario dispone (un límite de crédito establecido que determina la cantidad de la que se puede disponer a la hora de hacer las compras), pagando al usuario pequeñas cuotas mensuales. Se comercializa como una forma de obtener dinero de forma rápida y fácil, dando a elegir al consumidor que cantidad quiere abonar periódicamente.

No obstante, lejos de ser ventajosas, las revolving causan grandes perjuicios a los usuarios, al verse estos obligados a devolver unos intereses mucho más elevados, siendo el interés nominal anual superior al 20%, e incluyendo asimismo en las condiciones diversas comisiones repercutidas a los usuarios, como pueden ser: comisión de apertura, comisión de estudio, comisión por pago tardío, etc. Con ello, el cliente terminaba abonando unos importes que podían llegar a triplicar el importe dispuesto.  

Desde que el 25 de noviembre de 2015 el Tribunal Supremo dictara una Sentencia en la que declaraba la nulidad de un contrato que se encontraba vinculado a una tarjeta revolving, han aumentado considerablemente las demandas presentadas por los miles de clientes que utilizaron estas tarjetas. Demandas que además, están siendo favorables.

EJEMPLO

Como mejor entendemos el funcionamiento de cualquier producto es siempre visualizar sus efectos, por lo que vamos a simular de forma desglosada un ejemplo sencillo de un préstamo de 3.000 € a un tipo de interés nominal anual de 27 %. 

Vamos a suponer que vamos a pagar en cómodas cuotas de 50 este “ventajoso” crédito de 3.000€. El primer mes pagas tu cuota de 50 € y aparentemente deberían quedarte ya solo 2.950 € (3.000 — 50 = 2.950), pero, durante este mes ya se han generado unos intereses a 27 % sobre el importe inicial de los 3.000 € y, por tanto, esos intereses devengados por ese primer mes son 67,50 € que hay que sumarlos al capital dispuesto y que nos dan un resultado final de 3.067,50 € y como solo has abonado 50 € tras pagar la primera cuota ya te quedan 3.017,50 € pendientes de pago. Aquí, es donde te des cuenta que la deuda empieza a crecer porque tu cuota ni siquiera ha cubierto los intereses mensuales devengados.

Llegado el segundo mes y dado que mantienes un saldo pendiente de 3.017,50 €, y vuelves a pagar tu cuota de 50 €, y tu deuda debería haber descendido hasta los 2.967,50 €, pero al igual que el mes anterior se han generado unos intereses del 27 % (que este mes son ya 67,89 € porque se calculan sobre el importe pendiente de 3.017,50 €) que, sumados al saldo que aun debes, arroja un total de 3.035,39 €, con lo que tras haber vuelto a pagar 50 € no solo no has reducido un euro la deuda, sino que de nuevo se ha vuelto a incrementar esta vez en 17,89.

¡Ya han pasado dos meses, has pagado tus cuotas y, sin embargo debes 35,39 € más que cuando empezaste!

Si continuáramos con el ejemplo, podemos observar que cada mes la deuda se incrementa un poquito más, y proporcionalmente cada mes el incremento sería aún mayor que el mes anterior. De este modo, ese dinero que usaste y que pensabas que podrías devolver poco a poco, se convertirá en una deuda perpetua que cada mes irá creciendo. 

Este panorama preocupa tanto, que el Banco de España ha elaborado un simulador específico para este tipo de créditos, para que el cliente de este singular producto pueda calcular y visualizar cuántos años tardará en pagar su deuda y cuánto pagará al final.

 Como otro ejemplo, si comenzáramos en abril de 2020 con una deuda de 3.000 euros, a un tipo de interés nominal del 27 % anual y abonando ahora unas cuotas mensuales algó superiores, de 70 €, la simulación arroja el siguiente resultado

Un resultado que nos indica que la última cuota la pagaríamos en octubre de 2032 (12,5 años), habríamos abonado al finalizar ese período 7.483,20 € de intereses y en total habríamos abonado al finalizar ese período 7.483,20 € de intereses y en total habríamos pagado 10.483,20 €  de los 3.000€ de los que dispusimos.

¿QUÉ TIPO DE TARJETAS REVOLVING PODEMOS ENCONTRAR EN EL MERCADO?

Con el fin de saber si eres uno de los afectados por la contratación de una tarjeta revolving, debes revisar cual es el T.A.E. que se te ha estado aplicando. Si el T.A.E. es superior al 20%, existe la posibilidad de poder reclamar a la entidad por intereses abusivos. Puedes consultar el TIN y el TAE aplicable a tu tarjeta en las condiciones generales del contrato.

He aquí algunos ejemplos de tarjetas revolving:

  • ALCAMPO (Oney)
  • ALSA PLUS VISA (BBVA)
  • AKÍ BRICOLAJE (Oney)
  • AIR EUROPA SUMA VISA (Bankinter)
  • BP (Bankinter)
  • CARREFOUR PASS
  • CEPSA POR QUE TÚ VUELVES (Wizink)
  • CLUB BALONCESTO GRAN CANARIA (Bankia)
  • CONFORAMA MasterCard (Cetelem)
  • DECATHLON (Oney)
  • EROSKI RED VISA (Banco Santander – Consumer Finanace)
  • FNAC VISA (Caixabank – Finconsum)
  • GROUPON VISA (Bankinter)
  • IBERIA BUSINESS VISA (BBVA)
  • IBERIA CLASIC VISA (BBVA)
  • IBERIA ICON BUSINESS (BBVA)
  • IBERIA PROFESIONAL VISA (BBVA)
  • IBERIA SENDO BUSINESS VISA (BBVA) (sustituida por tarjeta IBERIA BUSINESS)
  • IBERIA SENDO BUSINESS American Express (sustituida por tarjeta IBERIA BUSINESS)
  • IBERIA SENDO CLASIC VISA (Banco Popular) (sustituida por tarjeta IBERIA CLASIC)
  • IBERIA SENDO CORPORATE VISA (BBVA) (sustituida por tarjeta IBERIA ICON CORPORATE)
  • IBERIA SENDO ORO VISA (Bankia) (sustituida por tarjeta IBERIA ICON)
  • IBERIA SENDO PROFESIONAL VISA (Bankia) (sustituida por tarjeta IBERIA PROFESIONAL)
  • INDITEX Affinity (grupo ZARA) (UNOE- Grupo BBVA)
  • IKEA VISA (Caixabank)
  • IKEA FÁMILY MasterCard (Banco Santander – Consumer Finanace)
  • LEROY MERLIN (Oney)
  • LINEA DIRECTA MasterCard (Obsidiana)
  • MEDIAMARKT CLUB CARD VISA (Caixabank)
  • MELIÁ REWARDS (American Express)
  • PAYPAL VISA (Cetelem)
  • RENFE (American Express)
  • RENFE Dorada MasterCard/VISA (Liberbank/Ibercaja)
  • REPSOL VISA (BBVA)
  • SIMPLY (Supermercados Sabeco) (Oney)
  • SOLRED MasterCard Profesional (Banco Popular)
  • UNIÓN FENOSA MasterCard (Banco Santander – Consumer Finanace)
  • VENTAJÓN VISA (Banco Santander – Consumer Finanace)
  • VIAJES ECUADOR VISA (Banco Popular)
  • VODAFONE VISA (Bankinter) (antigua Obsidiana Vodafone)
  • WIZINK Bank Visa

¿QUE SE RECLAMA?

Tras las numerosas reclamaciones realizadas en los últimos años por los usuarios de estas tarjetas, Tribunal Supremo ha abierto una vía para reclamar en aquellos supuestos en los que el interés aplicable mucho más alto que los registrados por el Banco de España para créditos personales:

  • La nulidad del contrato de las tarjetas con un interés usurario
  • y la devolución del exceso de intereses pagados.

La ya mencionada Sentencia del Tribunal Supremo nº 628/2015 de 25 de noviembre de 2015, declara usurario un interés superior al 20% de tarjeta revolving tomando en consideración que, en ese momento, el tipo aplicable a los créditos de consumo era muy inferior (en torno al 6-8%). No obstante, en 2017 el Banco de España se encargó de incluir en sus informes un tipo de referencia para las tarjetas de crédito que se sitúa en torno al 20%, por lo que se pueden apreciar diferentes resoluciones de los órganos judiciales para las tarjetas revolving. 

La Sentencia del Tribunal Supremo Nº 628/2015 de 25 de noviembre de 2015 concluyó que “el carácter usurario de un ‘crédito revolving’ concedido por una entidad financiera a un consumidor a un tipo de interés remuneratorio del 24,6% TAE” está afecto de nulidad “radical, absoluta y originaria”, y en consecuencia “el prestatario estará obligado a entregar sólo la suma recibida”, retrotrayendo la situación al momento inmediatamente anterior al préstamo.

Recientemente, La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo dictó sentencia Nº 149/2020, de 4 de marzo, en que la determina que sí existe usura en los contratos de tarjetas revolving, determinando la posibilidad de anular un contrato de crédito en el que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado a las circunstancias del caso, consolidando de esta forma lo estipulado en la sentencia número 628/2015, de 25 de noviembre. En este caso, se trataba de una tarjeta revolving de la entidad Wizink de un tipo remuneratorio de 26,82% TAE, habiendo sido incrementado unilateralmente por la entidad al 27,24%. Así, al ser el tipo de interés medio del crédito para operaciones de tarjetas de crédito y revolving entorno al 20% anual, el tipo remuneratorio ha sido considerado muy elevado al existir una diferencia de 7 puntos básicos entre el tipo del interés medio y el tipo de interés de este crédito revolving. Aún así, el alto tribunal deja abierta la apreciación de cuánto se puede superar el índice oficial del interés sin incurrir en usura.

Entonces ¿qué ocurre con aquellos contratos de tarjeta revolving que se encuentren por debajo del 26%? ¿Se considerarán usurarios? Si bien queda claro que a partir del 26% TAE se puede considerar usurario el crédito, y por tanto este tipo de reclamaciones serán totalmente viables, serán las futuras sentencias sobre esta materia por los diversos órganos judiciales que resolverán sobre la viabilidad de las reclamaciones de los consumidores cuyo interés pactado en este tipo de contratos se sitúe entre el 20% y el 26% TAE.

También, el 27 de marzo de 2018 el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº2 de Asturias falla a favor de uno de los clientes de la tarjeta Wizink declarando “la nulidad de los contratos de la tarjeta de crédito suscritos entre las partes, de manera que la demandada no podrá cobrar ningún interés ni comisión por las cantidades prestadas (…) y condeno a la demandada a reintegrar al actor lo que este hubiese pagado por encima de la cantidad financiada.” Pues se aplicaba al cliente de la tarjeta Wizink un tipo interés nominal del 24,60% y el TAE ascendía hasta un 29,20%, lo que casi triplicaba el interés normal del dinero (de 2009 ( en dicho año era 9,27%), fecha en la que se contrató la tarjeta “revolving” Wizink. Como resultado, el cliente tuvo que devolver únicamente la cantidad financiada, y todos los intereses y comisiones pagados por dicho cliente le debían ser devueltos por la entidad Wizink.

La Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria, condena al Banco CETELEM a devolver a un consumidor la cantidad de 9.880,91 € cobrados ilegalmente en concepto de intereses, comisiones y otros gastos de un préstamorevolving, tras declararse la nulidad del contrato de préstamo, por tener asociados unos intereses que ahora son calificados como usurarios (24,65 % TAE).

Por tanto, conforme la Ley, de 23 de julio de 1908, de Usura “será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.”

CONCLUSIÓN

En conclusión, para que los contratos de revolving sean declarados nulos, han de cumplirse dos requisitos:

  1. Que el interés aplicado sea “notoriamente superior al normal del dinero”. Para saber cuál es el tipo de interés normal del dinero debemos acudir a los datos ofrecidos por el Banco de España en el momento de celebración del contrato.
  2. Que dicho interés sea “manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso”, a que se refiere al destino del capital y el riesgo que asume el prestamista.

Por tanto, la mejor opción es la de evitar las tarjetas de pago aplazado, ya que con estas tarjetas de crédito el cliente queda endeudado en muchas ocasiones sin necesidad, puesto que generalmente, usar el pago aplazado sale caro con TAEs que en numerosos casos llegan a superar el 20%. Aún así, si decides usarla, la mejor opción es aplazar únicamente la compra concreta que deseas, y si tienes pagos aplazados con la tarjeta, cancela anticipadamente la deuda pendiente si ya dispones de liquidez.