Recordemos, en primer lugar, que hay un periodo mínimo de cotización para poder cobrar el paro en el caso de quedarnos sin empleo.

Asimismo, y en función del tiempo cotizado, la prestación durará más o menos tiempo, por lo que veremos a continuación cual es ese periodo mínimo de cotización y los días de prestación que se generan por derecho según el periodo cotizado, y la cuantía del paro que correspondería.

El periodo mínimo de cotización es de 360 días! Si no se alcanza dicho periodo, el trabajador no tendría derecho al paro, por lo que se tendría que solicitar el subsidio por desempleo.

Por el contrario, si el trabajador ha alcanzado esos 360 días, e incluso más, podrá obtener la prestación por un tiempo determinado, que es el siguiente:

Periodo de cotización

W

De 360 a 539 días cotizados dan derecho a 120 días de prestación.

W

De 540 a 719 días cotizados da derecho a 180 días de prestación.

W

De 720 a 899 días cotizados da derecho a 240 días de prestación.

W

De 900 a 1.079 días cotizados da derecho a 300 días de prestación.

W

De 1.080 a 1.259 días cotizados da derecho a 360 días de prestación.

W

De 1.260 a 1.439 días cotizados da derecho a 420 días de prestación.

W

De 1.440 a 1.619 días cotizados da derecho a 480 días cotizados.

W

De 1.620 a 1.799 días cotizados da derecho a 540 días de prestación.

W

De 1.800 a 1.979 días cotizados da derecho a 600 días de prestación.

W

De 1.980 a 2.159 días cotizados da derecho a 660 días de prestación.

W

A partir de 2.160 días cotizados se tiene derecho a 720 días de prestación, el periodo máximo.

¿Y cuánto se cobra en el paro?

 

La persona que se ha quedado sin empleo, y le corresponde cobrar el paro, percibirá una cantidad, de la cual se tomará como referencia la base reguladora.

Durante los primeros 180 días de paro, la cuantía que se percibirá corresponde al 70% de la base reguladora.

A partir del día 181 de paro, y hasta que dure la prestación, la cuantía que se percibirá será del 50% de la base reguladora.

No obstante, debemos recordar que hay unas cuantías mínimas y máximas para dicha prestación, y que están reguladas por el SEPE.

Así, la cuantía mínima es de 527,24 euros al mes en el caso de no tener hijos a cargo, y de 705,18 euros al mes en caso de que se tengan hijos a cargo.

Por otro lado, la cuantía máxima es de 1.153,33 euros al mes para personas sin hijos, de 1.318,10 euros mensuales para personas con un hijo a cargo y de 1.482,86 euros al mes para personas con dos hijos o más a cargo.